Ensalada de Naranja y Granadas

Hoy os traigo una ensalada que me ha encantado, y ahora que estamos en temporada de granadas, que mejor forma de aprovechar este rico fruto que tiene unas propiedades excelentes. Es ideal para ensaladas, en muchos restaurantes gastronómicos se utiliza para su acompañamiento y decoración.

Vamos con los ingredientes y elaboración, de esta sencilla receta, que manera de cenar sano y depurar los excesos de estos días festivos de Navidad.

Ingredientes; 

  • 2 naranjas
  • Granos de Granada
  • Lechuga a la juliana ( lo ideal es utilizar escarola, pero a mi no me agrada mucho por ser amarga).
  • Miel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Frutos secos.

Elaboración;

  1. Pelamos las naranjas, quitamos la parte blanca para que no amargue. Las partimos en rodajas. 
  2. Picamos la lechuga a juliana y la lavamos bien con agua fría.
  3. Cogemos un plato,y vamos repartiendo alrededor de él las rodajas de naranja.
  4. En el centro pondremos la lechuga, y esparcimos los frutos secos ( nueces, pistachos o almendras).
  5. Partimos la granada a la mirad,y con ayuda de una cuchara golpeamos para que los granos caigan.
  6. Los vamos repartiendo por el plato.
  7. Finalmente, aliñamos con aceite de oliva virgen extra y la miel. 
  8. Y estaría lista, A comer. 



Anuncios

Cebolla Confitada

La cebolla confitada no tiene que ver nada a la caramelizada, es más versátil y se puede utilizar en multitud de platos.

No utilizaremos ni una pizca de azúcar para caramelizar. La cebolla ya tiene sus azúcares, que cuando la dejemos que se poche lentamente para que caramelice. Hay que tener un poco de paciencia ya darle tiempo a las cebollas para que caramelicen.

Ingredientes para hacer la cebolla Confitada; 

  • 2 cebollas blancas dulces
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/3 de una cucharada pequeña de sal fina

Preparación; 

  1. Cortamos las cebollas en juliana, las pondremos en una sartén con las 6 cucharadas de aceite de oliva y la sal. 
  2. Tenemos que dejar que la cebolla se poche lentamente, dejaremos la sartén a fuego medio durante 20 minutos. Removeremos de vez en cuando para que el calor se reparta uniformemente por las cebollas. 
  3. Para caramelizar tienes que evitar que se queme, si ves que la cebolla ha cogido demasiada temperatura, bajamos un poco el fuego, y añadimos un chorro de agua y removemos.
  4. Dejamos que reduzca el agua, y seguimos pochando las cebollas. Esta operación podemos repetir las veces que deseemos.
  5. Cuando la cebolla adquiera un bonito color dorado, con tonos marrones la cebolla estaría caramelizada.
  6. Y como has visto no hemos utilizado ni una pizca de azúcar, y estaría lista.

 Se puede conservar en tapper en el frigorífico, dura semanas y la podremos utilizar en variedad de platos, y tenerla preparada para reuniones con amigos, e invitados. 

A comer se ha dicho! Viste que fácil lo hemos hecho…